Facebook Twitter Google +1     Admin

SOBRE PEDRO ALMODOVAR

El que este señor sea uno de los máximos exponentes de la cultura española nos indica qué caminos transitamos.

Empezó imitando a John Waters aferrándose a la transgresión como único mérito para triunfar en la España alucinada y bisoña de entonces.

No lo hizo mal con "Qué he hecho yo para merecer esto" quizás la única cinta meritoria de don Pedro, después: TELENOVELAS.

Toda su obra se basa en un histrionismo ridículo inspirado en Cristal, Lucecita y las novelitas que escuchaba su mamá en la radio y que después verían sus hermanas en la televisión. Transmuta personajes que en esas obritas son chachas inocentes o condes muy malos, por amaricados despropósitos de travestidos traumatizados, homosexuales donjuanescos o los traumas del progrerío histérico.

Un tipo de cine pastiche que pretende retratar emociones y que se queda en la impostura, limitado en el bosquejo amateur de una obra de fin de curso sustentada por el poderío del emporio PRISA.

Un paleto oscarizado por la confusión de franceses y hollywoodianos que suponen que la vanguardia española es el colorín almodavariano.

TELENOVELA, lo tuyo es pura telenovela.

Si esto es cine Sócrates tenía chocho
19/05/2009 14:12. plotino #. ESPAÑA / SPAIN

Comentarios > Ir a formulario

plotino

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris