Facebook Twitter Google +1     Admin

Keiser sostiene que el dinero al 0% oculta el coste del barril de petróleo, que debería ser el doble del actual

Transcribo lo que dicen Keiser y Herbert

La oferta de petróleo en 2012 fue de 87,9 millones de barriles diarios, casi doce millones más que en el año 2000. Pero solo un tercio de esos 88 millones proceden del petróleo convencional, los dos tercios restantes provienen de esquistos, arenas bituminosas y yacimientos en aguas profundas, y todos ellos provocan un coste mucho mayor. Por su parte el gas licuado cada vez tiene menos densidad energética, con lo cual hay que extraer más cantidad y por tanto el coste de la unidad energética también es más alto.

El cénit en la extracción se alcanzó en 2005, a partir de entonces los beneficios comenzaron a descender, pues los gastos de capital crecieron de forma exponencial. Durante los últimos doce años estos gastos se han triplicado en términos reales, hasta alcanzar en 2012 los 700.000 millones de dólares frente a los 250.000 millones del año 2000; datos calculados en valor constante, el del dólar de 2012. La mayor parte de ese incremento se ha producido desde 2005, lo cual deja bien claro que ese fue el año en el que se alcanzó el cénit (oye, justo cuando empezaron a comernos el coco con el calentamiento del planeta, lo cual demuestra que ese calentamiento no es otra cosa que el ir acomodándonos a que hagamos de la necesidad virtud, o lo que es lo mismo: si dejamos de quemar combustibles fósiles no es porque la Pachamama y los ‘azuletes de Avatar’ nos lo agradecerán, sino porque cada vez hay menos combustible. Y eso, más lo que sigue, concuerda con lo que yo venía diciendo):

Lo que ha detrás del camelo del 'cambio climático'

Esa es una de las razones por las que los intereses del dinero estén casi al 0%, puesto que la extracción de petróleo necesita de un incesante aumento de capital en la inversión, y si como dice Keiser “los bonos de deuda estuviesen a un interés del 5%, que sería lo lógico, no se habría podido invertir en extracción de petróleo y el cénit habría quedado patente, sería inocultable, con lo cual la crisis social y la alarma todavía serían mayores. De no ser por esto el precio del barril estaría en más de 200 dólares”. [Total, que acerté con la razón oculta que hay tras el camelo del cambio climático. Y también cuando decía que Keiser no nos contaba toda la verdad sobre la crisis, ya que la financiariación de la economía de Occidente era inevitable, debido también a la caída de la tasa de ganancia. Por tanto, si no se hubiese financiarizado la economía, habríamos quebrado –sobre todo EEUU—en los 80, antes que la URSS (el dólar quebró en el 71, por eso lo sacaron del patrón oro; luego se entró en una espiral inflacionista que hubo que atajar en los 80). Por tanto de haber quebrado antes que la URSS el mundo actual sería otro muy diferente. En definitiva: ni libre mercado ni liberalismo ni seguridad jurídica ni democracia ni leches; han montado una ficción y en ella seguimos. Alguien dirá que es por nuestro bien. Ja. A río revuelto ganancia de pescadores. Quienes sabían de todo esto se han estado inflando a ganar dinero, y ahora la volatilidad del dinero hay que compensarla extrayendo la riqueza real de algún sitio. ¿Quién paga el pato? Las clases medias sobre todo, y también las clases populares, que entran cada día más rápidamente en el lumpen; no en la proletarización que dicen, pues los proletarios tenían trabajo y salario].

“Por eso –dice Keiser—es imposible aflojar la flexibilización cuantitativa, pues se derrumbaría el sistema ponzi en el que estamos”

Más datos. Stacy Herbert:

“Actualmente el coste de producción de un barril de petróleo convencional se sitúa entre 10 y 70 dólares, dependiendo del país. Seguramente que costará 10 dólares allí donde EEUU tenga una red de bases alrededor. Puede que también Rusia. Ahora centrémonos en los costes de producción de petróleo no convencional. Las arenas bituminosas cuestan entre 50 y 90 dólares. El de esquistos entre 50 y 100. El de aguas profundas entre 70 y 90”

Keiser:

“Es decir, que desde 2010 el petróleo no convencinal viene costando entre 90 y 100 dólares, y eso con unos intereses del 0%. Así que cuando los intereses vuelvan a su nivel normal, del 5 ó 6%, el coste de producción ascenderá como mínimo hasta los 200 dólares el barril, con lo cual nadie podrá pagarlo”

Herbert:

“Desde el año 2000 la oferta de petróleo ha subido un 14%, mientras que los gastos han aumentado un 180%. O lo que es lo mismo, el aumento del coste de la energía es brutal”

Y como tarde o temprano el precio real se acabará imponiendo, Keiser remata: “Así es. El segundo crash del petróleo está al caer” Y, podemos añadir, esta vez no habrá manera de ocultarlo. Por algo a la policía de los EEUU la están armando como si fueran marines y en España ya están legislando contra los desórdenes públicos, y ningún partido se opondrá. Órdenes del Imperio, y como Llamazares insista, o cualquier otro, se le pone de diana con la cara de Ben Laden, o quien sea.

Policías con rifles: el uso de 'agentes soldado' en EE.UU. levanta la polémica

Antes de esto del petróleo hablan de que a partir del año que viene ya solo la FED comprará deuda pública en EEUU, o lo que es lo mismo: que habrá una monetización de deuda del 100%. Keiser defiende el bitcóin (un forero me ha dicho que Max Keiser tiene mucho dinero invertido en bitcóins). Os lo pongo a partir del minuto 7:40

Keiser Report en español. La dieta respiracionista (E530) - YouTube

03/12/2013 17:49. plotino #. THIS WORLD

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris